Escuderia Maxo Sport Fuerteventura

La Escudería Maxo Sport se creaba el 9 de diciembre de 1985 por un entusiasta grupo de aficionados al mundo del motor entre los que se encontraban Domingo De León, Domingo Ramos, Gregorio De Armas, Fernando Acosta y Sergio Calero.

Después de varias temporadas haciendo ensayos y pruebas de carácter libre se retoma nuevamente el proyecto a partir de 1987 esta vez dirigido y coordinado por Miguel Ángel Guerra que, con la colaboración de un nutrido grupo de majoreros, tomó el relevo en unas circunstancias difíciles. Su trabajada gestión derivaron hacia la legalidad en las competiciones formando parte de la Federación Interinsular de Automovilismo de Las Palmas.

Este trabajo determinó la celebración de la primera prueba oficial en Fuerteventura, el 19 de diciembre de 1989, en el célebre tramo cronometrado “Corralejo – Majanicho” de ocho kilómetros, un acontecimiento deportivo con una inscripción de casi medio centenar de equipos de los cuales nueve eran participantes majoreros que sacaban su licencia por primera vez. Sin duda con esta prueba se daban los primeros pasos de una nueva era para el automovilismo deportivo en esta isla.

El papel del Ilmo. Ayto. de La Oliva y de su Alcalde, Don Domingo González Arroyo fue determinante para abrir las puertas de par en par al automovilismo deportivo en la isla hasta nuestros días en unos momentos de incertidumbre e inseguridad hacia esta nueva modalidad deportiva. El apoyo de Unelco y, posteriormente, de todos los Ayuntamientos de la isla sin excepción, así como de propio Cabildo le dieron el impulso necesario para llegar al nivel deportivo en que hoy estamos.

En el año 1990 llegaría el primer Campeonato Insular de Rallyes de Tierra de Fuerteventura con la novedosa edición del Rallye de La Oliva de inusitada expectación y dos pruebas con formato de rallysprint en el municipio de Puerto del Rosario y Ayto. de Antigua que hasta hoy en día han conformado las veintiséis ediciones de este Campeonato sin olvidar las incursiones del Rallye Ayto. de Tuineje que contó con diez ediciones hasta que se paró el proyecto.

Paralelamente se realizaron todas las gestiones oportunas para contar con recintos deportivos específico para la práctica de este desporte. El primero en prestar su ayuda fue Don Juan José Cazorla, en aquel tiempo Concejal de Deportes de Antigua, apoyó el proyecto, ofreciendo el terreno y buscando la maquinaria necesaria para crear un marco inigualable por la excelente panorámica de que dispone ya que se siguen las evoluciones deportivas de los participantes en casi un noventa por ciento de su recorrido.

Dos años más tarde se conseguía hacer un nuevo recinto deportivo en el Municipio de La Oliva, un lugar de refugio para probar los vehículos en un a marco de garantía y seguridad.

La empresa Cororasa y el Ayto. de Pájara también se apuntaron al fervor del motor facilitando dos terreno en Puerto del Rosario y Pájara respectivamente.

Con el paso de los años se sigue manteniendo el Campeonato de Circuitos de Tierra de Fuerteventura, conocido hoy en día como Campeonato de Slaloms, celebrándose en su conjunto más sesenta pruebas en estos años.

No podemos olvidarnos que el Rallye de La Oliva fue valedero en dos ocasiones para el Campeonato de España de Rallyes de Tierra en su ediciones de 1995 y 2003, la primera ganada por el piloto canario Paco Romero y la segunda, con el mejor rallye de la historia automovilística majorera ganada por el valenciano Luis Climent. Un fin de semana para el recuerdo de todos los aficionados al motor.

Atrás quedan las innumerables presentaciones de las pruebas como las veinte Cenas del Motor para entregar los trofeos; las pruebas de 4 x 4 para los socios del club; la colaboración con el mundo de las motos en el campo de la organización; los innumerables cursos realizados tanto para cronometradores como comisarios de ruta, dirección de carrera, comisarios técnicos y deportivos etc. etc. siendo casi autosuficientes para realizar las pruebas en la isla.

Y así se ha ido conformando la historia del automovilismo majorero con el orgullo y la satisfacción de tener actualmente el mejor parque automovilístico de los rallyes de tierra de Canarias con un elenco de participantes majoreros que han sido capaces en varias ocasiones de ganar, no solo pruebas individuales sino también campeonatos insulares y autonómicos y con una entidad deportiva llamada Maxo Sport que cada día se repite y mentaliza de que “lo importante no es llegar sino mantenerse”

Por sus treinta años de lucha apostando por el deporte, una de las entidades más veteranas del mundo deportivo majorero, por crear los cimientos del automovilismo insular, por mantener la ilusión y el esfuerzo de acercar este deporte celebrando pruebas de primer nivel en la isla, y deseando que este reconocimiento del pueblo majorero sirva de balón de oxígeno para seguir dando lo mejor de ustedes.

El presidente de la Escudería, Miguel Ángel Guerra, recibía el premio de José Padilla, director general de Padilla Supermercados & Spar y reconocido como Distinguido 2015.

FOTOS:

  • Gala – Premios 2018

  • Patrocinadores

     
    Zukoabega
    Padilla
    Puerto Castillo
    Caredent
    Tiendas Electron
    Oswaldo Machin
    Caja Canarias
    El Cardón
    Anjoca
    Binter
    C. C. Atlantico
    Acua Water Park
    Viveres el doctor
    Restaurante La Bodeguita
    Grupo Galfuer
    Cabildo de Fuerteventura – Cultura
    Oasis Park
    Alexmafuer
    Padilla Supermercados
    ACOCA
    Carmen Villazan
    Belle Group
    Ferreteria La Hondura
    Belle Group
    NewRest
    Canarias Team
    itr3s publicidad
    Viveres el doctor
    Restaurante Don Pepe
    Volcano Restaurant
    Restaurante La Bodeguita
    Restaurante El Cangrejo Colorao
    Uniformes Mar Azul
    JRM
    Grupo Galfuer
    AudioLuz
    Ayuntamiento de Pájara
    Cabildo de Fuerteventura – Cultura
    Oasis Park
    Idó Cheap and Chic
    GoldAcre
    Autorepuestos Javi
    Alexmafuer
    Padilla Supermercados
    Fran y Chemi
    Heineken
    Padel Fran y Chemi
    ACOCA
    Carmen Villazan
    Ferreteria La Hondura
    Krowim