PROTECCIÓN CIVIL

En el año 1985, se aprobaba en todo el Estado la primera Ley de regulación de los servicios y competencias de Protección Civil, dando el protagonismo básico a los Ayuntamientos en el desarrollo de los servicios y las funciones de Protección Civil.

Han pasado los años y al igual que en el resto del territorio nacional, en Fuerteventura se ha cambiado la forma de entender la prestación del servicio desde el punto de vista de uno de los pilares básicos en la prestación, Los Voluntarios de Protección Civil.

Desde finales del siglo pasado, y basados en la estructura que desempeñaba la REMER, la Red de Radio Emergencia, constituida por radio aficionados que utilizando sus transmisores se ponían a disposición de las autoridades y servicios, allá donde eran requeridos. Esta colaboración nacía fruto de una sociedad donde por aquel entonces costaba hasta encontrar una cabina telefónica…
Con el tiempo se fueron desarrollando los servicios de voluntarios de Protección Civil en los Municipios de Puerto de Rosario, La Oliva y Tuineje….y ya entrados en este siglo XXI, los servicios de Pájara, Betancuria y Antigua además del propio servicio de voluntarios del Cabildo de Fuerteventura.

Ya en sus orígenes el trabajo estaba dirigido a la ayuda de unos mermados servicios remunerados de emergencias, junto a las policías municipales, guardia civil o actuando junto a miembros de cruz roja, donde con más voluntad que medios y formación, se acudía presto ante la llamada de cualquier emergencia que se produjera, ya fuera un incendio o un accidentes de tráfico, que tantas familias majoreras sufrieron en carne propia.
Al igual que ocurre en la actualidad, no existía gran evento que se preciara, donde la figura de aquellos “naranjitos” no estuvieran presentes.

Es indudable , que uno de los capítulos más dramáticos en la historia de Fuerteventura y por consiguiente en el devenir de los servicios de Protección Civil, viene marcada por el fenómeno de la inmigración. Desde que el 28 de agosto de 1994, llegara a las Salinas del Carmen, una barquilla con dos veinteañeros saharauis, hasta la llegada de miles de personas desesperadas buscando un futuro mejor, sobre todo en el periodo comprendido entre los años 2000 al 2005, fruto del trabajo y del duro esfuerzo desempeñado, muchos colectivos de seguridad y emergencias, fueron justamente galardonados, pero en un gesto incomprensible, Protección Civil quedó fuera de tal reconocimiento.

A día de hoy el servicio de voluntariado de Protección Civil de Fuerteventura lo conforman más de 150 mujeres y hombres, vecinas y vecinos de cualquiera de ustedes, con perfiles profesionales variopintos, conductores, electricistas, enfermeros ,estudiantes, administrativos, el sepulturero de Betancuria………y algunos privilegiados que han conseguido que su vocación sea hoy su profesión.

Un colectivo que realiza tareas de prevención en eventos públicos, de apoyo y actuación en situaciones de emergencias ordinarias y extraordinarias. Siguiendo una serie de programas formativos que incluyen primeros auxilios, manejo y uso de desfibriladores semiautomáticos, actuación en accidentes de tráfico, cursos básicos de actuación en extinción de incendios, formación en atención psicológica, prevención de riesgos laborales, actuación en estructuras colapsadas, mercancías peligrosas…

Pero en los últimos años, el equipo de voluntarios de Protección Civil en nuestra isla no solo han realizado sus funciones en Fuerteventura, también en Tenerife, Gran Canaria o La Palma, debido a graves incendios forestales, búsqueda y rescate de desaparecidos en medio acuático o en servicios preventivos en eventos de masas.

Por poner en valor el cariño y respeto al prójimo sin pedir nada a cambio, por estar siempre presentes en cada evento, en cada acto, en cada emergencia. Por enseñarnos la mejor parte del ser humano, la generosidad. Por su entereza a la hora de afrontar cualquier suceso por duro que sea, por ser héroes cada vez menos anónimos, les premiamos.

ASOCIACIÓN: Protección Civil. Recogía el premio Francisco Torres, coordinador del Servicio de Emergencias del Cabildo de Fuerteventura, trofeo que entregaba, Carmen Villazán, propietaria de la Inmobiliaria Carmen Villazán.

  • Gala – Premios 2018

  • Patrocinadores

     
    Zukoabega
    Padilla
    Puerto Castillo
    Caredent
    Tiendas Electron
    Oswaldo Machin
    Caja Canarias
    El Cardón
    Anjoca
    Binter
    C. C. Atlantico
    Acua Water Park
    Viveres el doctor
    Restaurante La Bodeguita
    Grupo Galfuer
    Cabildo de Fuerteventura – Cultura
    Oasis Park
    Alexmafuer
    Padilla Supermercados
    ACOCA
    Carmen Villazan
    Belle Group
    Ferreteria La Hondura
    Belle Group
    NewRest
    Canarias Team
    itr3s publicidad
    Viveres el doctor
    Restaurante Don Pepe
    Volcano Restaurant
    Restaurante La Bodeguita
    Restaurante El Cangrejo Colorao
    Uniformes Mar Azul
    JRM
    Grupo Galfuer
    AudioLuz
    Ayuntamiento de Pájara
    Cabildo de Fuerteventura – Cultura
    Oasis Park
    Idó Cheap and Chic
    GoldAcre
    Autorepuestos Javi
    Alexmafuer
    Padilla Supermercados
    Fran y Chemi
    Heineken
    Padel Fran y Chemi
    ACOCA
    Carmen Villazan
    Ferreteria La Hondura
    Krowim